Pilates

Pilates suelo

Grupos

Hay grupos de:
- MAÑANA
- MEDIODÍA
- TARDE
Pruébalo gratis. Consulta horarios en clínica.

Precios

1h/semana: 43€/mes
2h/semana: 59€/mes
3h/semana: 75€/mes

Llámanos

En nuestras clases de Pilates tienes la oportunidad de practicar dos tipos de pilates. El pilates suelo es la forma básica para practicar pilates, ya que los ejercicios que se realizan son los descritos en los inicios del pilates y no están mezclados con otras disciplinas, por lo que es el método con el que antes se notan los cambios a nivel estructural y la mejoría en los posibles dolores de espalda.

El pilates aéreo consiste en realizar ejercicios funcionales mediante hamacas ancladas al techo que  permiten hacer un entrenamiento completo para todo el cuerpo utilizando el propio peso corporal y la resistencia a la gravedad.

¿A quién puede interesar?

1) De forma preventiva y de mantenimiento:

No tienes por qué ser un deportista o sufrir alguna patología determinada para realizar pilates, ya que este deporte permite mantenerte en forma y potenciar la musculatura de forma preventiva para evitar que se produzcan problemas y evitar posibles dolores de espalda. Desde la primera clase se notan mejorías a la hora de sentir tu cuerpo, sobretodo la espalda, y de posicionarte ya sea en el trabajo como al realizar cualquier otra actividad.

El dolor de espalda es la enfermedad del siglo XXI, ya que debido a la velocidad a la que se mueve la vida y al sedentarismo al que nos vemos sometidos en el trabajo y en casa, la espalda se resiente y se producen dolores a este nivel, por lo que se recomienda practicar pilates de forma habitual para mantener la musculatura abdominal y de la espalda en una correcta forma para mantener una buena calidad de vida el máximo tiempo posible.

El pilates es beneficioso para el dolor de espalda (CC) Freepik

2) Personas que padecen algún problema de salud

  • Lumbalgias
  • Dolor de espalda
  • Cefaleas tensionales
  • Escoliosis
  • Contracturas crónicas
  • Dismetría en la cadera

3) Personas que realizan deporte habitualmente, por supuesto esto incluye a los deportistas profesionales

  • Deportes asimétricos: tenis, pádel, golf, etc.
  • Fútbol, para evitar posibles lesiones propias de este deporte; osteopatía dinámica de pubis, acortamiendo de la musculatura isquiotibial que puede derivar en lumbalgia…
  • Baile, para trabajar el equilibrio y coordinación
  • Deportes de impacto como atletismo, baloncesto, etc. para fortalecer la musculatura y flexibilizar la columna y disminuir el riesgo de lesiones por impacto; como problemas en los meniscos, hernias discales…