Fisioterapia: cómo tratar hernias sin necesidad de ir al quirófano

La fisioterapia puede ayudar a tratar hernias sin necesidad de pasar por quirófano

La gran mayoría de las hernias discales es fácilmente tratable mediante fisioterapia complementada con ejercicios gimnásticos. Resulta un error habitual entre los pacientes de hernias el dar por sentado que su afección requiere, indefectiblemente, de una visita al quirófano.

Ejercicios como abdominales hipopresivos y pilates

Únicamente una pequeña parte de las hernias y afecciones discales requiere de tratamiento quirúrgico; la inmensa mayoría sería fácilmente reparable mediante fisioterapia y, con posterioridad a esta, ejercicios como abdominales hipopresivos y clases de pilates.

Esta suposición infundada se extiende incluso a aquellos que, sin sufrir hernias discales, están diagnosticados con protrusiones discales. Tanto unas como otras son afecciones sumamente comunes (las primeras afectarían a un 30% de la población sana; las segundas, hasta a un 70%) que ni siquiera llegan a ser consideradas enfermedades al no causar dolor.

De las hernias que realmente causan dolor, únicamente un 5% de las tratadas en atención primaria y un 20% de las atendidas en el área de neurocirugía necesitan ser operadas. Se puede incluso afirmar que las únicas hernias que precisarían urgentemente de una operación quirúrgica serían las provocadas por el llamado síndrome de cola de caballo, que incluye síntomas ostensibles como la pérdida de control del esfínter, entre otros.

De las restantes, un tratamiento de varias semanas sería suficiente para solventar la afección y aliviar sus síntomas. La fisioterapia tendría una relevancia especial en el tratamiento: termoterapia, tracciones y manipulaciones vertebrales, estiramientos, ejercicios de higiene postural (así como su búsqueda en la vida cotidiana)… propiciarían una curación fácil y efectiva.

Tras el tratamiento de fisioterapia, ejercicios dirigidos como abdominales hipopresivos o clases de pilates impartidas por fisioterapeutas serían óptimos y favorables para la recuperación completa del afectado por una hernia discal. Ambas prácticas propician la fortaleza de las zonas abdominal y lumbar, mejoran la movilidad y favorecen una correcta alineación de la columna.

Deja un comentario

  • (no se mostrará)

XHTML: Puedes emplear las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>