Levántate y anda

Caminar es una de las mejores terapias preventivas de enfermedades, además promueve la longevidad y reduce el riesgo de fracturas de cadera en personas mayores y aumenta los niveles de energía.

anda

LOS BENEFICIOS DE CAMINAR CADA DÍA

Previene enfermedades del sistema cardiovascular.

Aumenta la fuerza y la capacidad de bombear sangre de nuestro corazón. Las arterias tienen una mayor capacidad de dilatarse aumentando la cantidad de sangre que puede llegar a los músculos y otras zonas de nuestro cuerpo.

Previene el riesgo de hipertensión.

Reduce los valores de la presión arterial en pacientes hipertensos.

Previene la aparición de diabetes.

Sobre todo en obesos o con antecedentes familiares de diabetes.

Mejora la respuesta a la insulina en pacientes diabéticos.

Produce efectos favorables sobre el colesterol.

Quema grasa.

Aunque la grasa se empieza a quemar a partir de los 20 ó 25 minutos de la caminata y, por ello habría que aumentar el tiempo del recorrido a 40 ó 45 minutos para que la quema de grasa fuese significativa.

También influye la velocidad de la marcha, si caminas despacio (4 km/h) quemarás unas 300 kilocalorías en una hora, pero si aumentas la velocidad (6 km/h) podrás quemar 360.

gifs-animados-caminar-5407380

EMPEZAR A CAMINAR

Nunca es tarde para empezar, aquí te dejamos algunas consideraciones a tener en cuenta:

  • Si tienes algún problema de salud, consulta con personal sanitario: médico, fisioterapeuta,…para que te indiquen lo más adecuado en tu caso concreto.
  • Hazte con un par de zapatillas que te resulten cómodas y ropa adecuada que permita movilidad.
  • Ponte un horario e intenta mantenerlo.
  • Piensa itinerarios posibles y elije el que más te agrade. Empieza por un recorrido lo más llano posible y que sea ameno.
  • Piensa alternativas para los días de lluvia: tabla de ejercicios, bici estática, gimnasio, etc.
  • Empieza tus caminatas con un calentamiento. Esto aumenta los niveles de oxigeno y la circulación sanguínea de tu cuerpo, calentando los músculos aportándonos una mayor agilidad y flexibilidad.

    Un buen calentamiento es caminar a un paso moderado 5 minutos. Pasados 5 minutos camina al ritmo que tu cuerpo te permita y aumenta la velocidad cuando veas que puedes.

    A medida que pasen los días desarrollarás más fuerza con lo que puedes aumentar el tiempo del recorrido, lo ideal es aumentar 5 minutos al día hasta llegar a una hora.

    Los cinco últimos minutos de las marchas disminuye la velocidad poco a poco para enfriar. El enfriamiento previene mareos y evita cambios de presión arterial súbitos, nauseas, calambres, etc.

    Sonarse mal la nariz puede generar sinusitis, neumonía o bronquiolitis.

    Los fisioterapeutas recuerdan que el invierno es tiempo de gripe y resfriados, y de que con ellos, “nos atacan todo tipo de infecciones de las vías altas que, en ocasiones, tienen el origen en sonarse mal la nariz”. Por este motivo, dedican el videoconsejo del mes de enero a las recomendaciones que se deben de seguir para evitar este tipo de complicaciones.

    “Nos sonamos mal y no se trata solo de que los mocos que no se expulsan del organismo sean molestos sino que terminan provocando rinitis, otitis, faringitis, sinusitis, entre otras patologías”, explica José Santos, secretario general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid. “De ahí que la fisioterapia respiratoria sostenga que lo primero que hay que hacer es aprender a sonarse”, añade.

    Consejos-Nariz-2

    Así, los fisioterapeutas explican a través del videoconsejo que no sirve de nada sonarse tapándose los dos orificios nasales, sino que hay que hacerlo bloqueando primero uno y después el otro. También aseguran que se puede optar por otra segunda opción que consiste en tragarse las secreciones, lo que resulta mucho más saludable que no expulsarlas.

    Además de a sonarse correctamente, los fisioterapeutas invitan a quienes comienzan a tener problemas para respirar a llevar a cabo una buena higiene nasal, es decir, a integrar un lavado nasal en la higiene diaria. Para hacerlo, recomiendan disolver en agua una cucharada de sal, llenar una jeringa e introducir el agua con sal (sin pasarnos de presión) a través de uno de los orificios nasales con la cabeza ladeada hasta que el agua sea expulsada por el otro orificio.

    Una de las principales complicaciones en menores de 2 años: la bronquiolitis

    La bronquiolitis es la inflamación de las vías aéreas pequeñas, fundamentalmente en niños menores de 2 años. Según los fisioterapeutas, suele comenzar con los síntomas de un resfriado, es decir, con la obstrucción de la nariz por mucosidad, algo de tos durante dos a tres días, y a veces fiebre.

    Después, o bien el niño se estaciona, sin empeorar, o bien comienza a toser más, a respirar más deprisa y con dificultad o a respirar haciendo un sonido como un silbido de tono alto o un sonido más grave o de burbujeo.

    Esto ocurre porque sus bronquios están obstruidos por la inflamación y por el moco que segrega la propia enfermedad. El proceso acostumbra a durar entre 7 y 12 días, pero es a partir del segundo o tercer día cuando puede acontecer el empeoramiento”, explica Santos.

    Según los fisioterapeutas, la bronquiolitis se contagia como un resfriado, es decir, a través del contacto cercano con saliva o moco, también, donde juega un papel importante el contacto a través de las manos con estos fluidos. Por tanto, la medida más eficaz para evitar el contagio es que cualquier persona que vaya a tocar al niño o sus utensilios (chupetes, juguetes, biberones, etc.) se lave previamente las manos.

    Además, para intentar evitar que un bebé se contagie, sobre todo durante los meses de noviembre a marzo, los fisioterapeutas recomiendan evitar, en la medida de los posible, llevar al niño a la guardería hasta que no tenga los 3 meses, y si tiene hermanos, hacer que éstos se laven las manos con agua y jabón nada más llegar del colegio o guardería, e impedir que tosan, si están acatarrados, a menos de 1 metro del pequeño.

    Por otra parte, recomiendan evitar el contacto del bebé con cualquier persona resfriada. Si los resfriados son los padres, aconsejan a éstos utilizar una mascarilla (no tocarla con las manos una vez que se la haya puesto) y lavarse muy bien las manos antes de coger al bebé. Además, los fisioterapeutas inciden en que no se debe de fumar dentro de casa y en que se debe de evitar permanecer mucho tiempo con el niño en salas de espera de las consultas médicas, intentando ir lo más temprano que se pueda o lo más tarde, para que la sala esté lo más vacía posible para que el contacto con otros niños enfermos sea menor.

    Entre los tratamientos para combatir la bronquiolitis se encuentra la fisioterapia respiratoria, que pese a que en la actualidad no se aplica todo lo que se debería por el desconocimiento de pacientes y médicos, podría evitar ingresos, visitas a urgencias, intubaciones, ventilaciones mecánicas, y fibrobroncoscopias, entre otras complicaciones.

    La fisioterapia respiratoria ayuda a eliminar las secreciones acumuladas en las vías respiratorias, evitando así, su obstrucción y permitiendo el correcto paso del aire y previniendo la aparición de complicaciones graves. Además, sirve para rehabilitar la mecánica respiratoria, la permeabilidad bronquial y la re-expansión pulmonar.

    Las vitaminas en las frutas de invierno

    En invierno están en su mejor momento los cítricos: naranjas, limones, mandarinas y pomelos. En febrero se empiezan a recolectar kiwis, fresas y fresones. Además hay que contar con los plátanos que están presentes todo el año.

    FRU

    Las calorías de estas frutas dependen casi exclusivamente de su contenido de hidratos de carbono. En general tienen pocas calorías siendo el plátano el más calórico con diferencia con 85 kilocalorías por cada 100 gramos. Le sigue el kiwi con 53 kilocalorías, los cítricos con 39 kilocalorías y fresa/fresón con apenas 34 kilocalorías.

    Cuando hablamos de 100 gramos, nos referimos a producto consumido, por ello es interesante conocer la parte comestible de las frutas. En el plátano es del 66%, el resto es la cáscara; mientras que en el caso de fresas y fresones la parte comestible llega al 97%, el kiwi 86% y los cítricos restantes alrededor del 70%.

    Las frutas son, en general ricas en vitaminas y las de invierno poseen la particularidad de aportarnos las vitaminas necesarias en épocas de frío. Las vitaminas son sustancias que el cuerpo necesita para crecer y desarrollarse normalmente.

    Describimos a continuación algunas características de estas vitaminas y la cantidad de las mismas (miligramos: mg ó microgramos: mcg), por cada 100 gramos de producto, que contienen nuestras frutas de invierno. Por último informamos de la cantidad diaria recomendada (CDR) de cada vitamina.

    Vitamina A

    Ofrece resistencia a infecciones, colabora en la producción de anticuerpos, el crecimiento óseo, la fertilidad y funcionamiento de la retina. Esta vitamina también es muy necesaria para el crecimiento y la diferenciación del tejido epitelial por ejemplo el del ojo, del aparato respiratorio y gastrointestinal, se requiere en el crecimiento del hueso, en la reproducción y el desarrollo embrionario. Junto con algunos carotenoides, la vitamina A aumenta la función inmunitaria y contribuye a reducir las consecuencias de ciertas enfermedades infecciosas que pueden ser mortales.

    CDR: de 800 a 1000 mcg.

    La fruta de invierno más rica en vitamina A es la mandarina con 106 microgramos por cada 100 gramos de fruta.

    mandarinas
    Le siguen la naranja con 49 mcg, el plátano con 18 mcg, kiwi (4 mcg) y limón, fresa y fresón con 1mcg.

    Vitamina B1 (Tiamina)

    Es la encargada de ayudar a las células a transformar los hidratos de carbono en energía. Interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono y colabora en la síntesis de ácidos grasos.

    CDR: 1,5 mg

    Todas las frutas estudiadas tienen esta vitamina, en el orden siguiente: naranja (0,08 mg), mandarina (0,07 mg), limón (0,5 mg), plátano (0,05 mg) y fresa/fresón y kiwi (0,02 mg).

    Vitamina B2 (Riboflavina)

    Imprescindible para la obtención de energía y esencial para el crecimiento del cuerpo. Activa otras vitaminas tipo B como la vitamina B6 y el ácido fólico, colabora en la formación de los glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas y produce el almacenamiento de la glucosa.

    CDR: 1,6 mg.

    La cantidad de esta vitamina es de 0,07 mg en los plátanos, 0,05 mg los kiwis y 0,03 en el resto.

    Vitamina B3 (Niacina)

    La niacina participa en la síntesis de algunas hormonas y es fundamental para el crecimiento. Además de funciones biológicas como: mantener el buen estado del sistema nervioso, producir neurotransmisores, mejorar el sistema circulatorio relajando los vasos sanguíneos, mantener una piel sana, estabilizar la glucosa en la sangre y restaurar el ADN. platanos

    CDR: 14 mg/día para mujeres (18 mg/día para embarazadas) y 16 mg/día para hombres

    Contienen niacina: los plátanos (0,90 mg), fresa/fresón y kiwi (0,65 mg), naranja (0, 35 mg) y limón y mandarina (0,20 mg).

    Vitamina B6

    Fundamental para la formación de glóbulos rojos y el mantenimiento de la función cerebral. Participa en la síntesis de transmisores nerviosos y en la producción de anticuerpos. Interviene en el metabolismo de hidratos de carbono, proteínas y grasas y colabora en reacciones de obtención de energía.

    CDR: 2,2 mg.

    El plátano contiene 0,37 mg de vitamina B6, le sigue el limón con 0,11 y todas las demás frutas tienen menos cantidad.

    Vitamina B8 (Biotina)

    Es una vitamina esencial para la síntesis y degradación de grasas y la degradación de ciertos aminoácidos. La biotina participa también en el mantenimiento de los niveles de azúcar en la sangre o glucemia y tiene propiedades que alivian dolores musculares.

    CDR: de 30 a 100 mcg.

    fresas

    No todas las frutas contiene biotina, en este caso solamente las siguientes: la fresa y fresón (11 mcg), el plátano (2,60 mcg) y la naranja (1 mcg).

    Vitamina B9 (Ácido Fólico)

    El ácido fólico ó folato se necesita para la síntesis, la reparación y el funcionamiento del ADN y el ARN, los soportes de la vida. El folato es necesario para la producción y el mantenimiento de células nuevas y es especialmente importante en periodos de crecimiento rápido, como la infancia o el embarazo. Tanto los adultos como los niños necesitan folato para producir glóbulos rojos normales.

    CDR: de 100 a 300 mcg-

    Fresa y fresón (62 mcg), naranja (39 mcg), kiwi (30 mcg), mandarina y plátano (20 mcg) y limón (7mcg)

    Vitamina C

    La vitamina C es un componente antioxidante de la alimentación porque participa en reacciones de oxidación celular y colabora en la formación de colágeno, en la conversión del ácido fólico, la absorción del hierro en el intestino y el correcto mantenimiento de las mucosas. Además participa en reacciones neurológicas ye en el sistema leucocitario y previene infecciones respiratorias.

    CDR: 60 mg.

    En este caso es un rey, el kiwi con 94 miligramos por cada 100 gramos de producto. kiwis

    Le siguen fresas y fresones con 60 mg, naranja y limón con 50 mg, la mandarina con 35 mg y plátano con 11 mg.

    Vitamina E (Tocoferol)

    La función principal de las diferentes variantes de tocoferol es la antioxidante ya que posee la propiedad de proteger los ácidos grasos poliinsaturados de las membranas y otras estructuras celulares.
    Además participa en la formación de glóbulos rojos, evita la degeneración muscular, participa en el proceso de reproducción y mejora el sistema inmunitario.

    CDR: 10 mg.

    Destaca el kiwi con 1,12 mcg, le sigue el limón con 0,5 mcg y las demás frutas tienen 0,02 mcg.

    Y también en invierno es importante seguir tonificando la musculatura para prevenir contracturas musculares por frío. Os esperamos en nuestras clases de pilates en Boadilla y Pozuelo de Alarcón.

    Cómo prevenir lesiones al practicar esquí

    Rodillas

    Las lesiones de rodilla son las que se dan con mayor frecuencia, las más graves son las del ligamento cruzado anterior (LCA) seguida de la lesión de los ligamentos colaterales que se producen por un movimiento brusco de valgo o varo forzados. Se dan también lesiones en las rodillas como fracturas o roturas de meniscos.

    Tronco

    En la parte del tronco, las lesiones suelen ser en costillas y vértebras, se trata de lesiones especialmente peligrosas ya que afectan a la columna vertebral pudiendo causar una parálisis permanente.

    Cadera

    Una de las lesiones más fuertes es la fractura de cadera y uno de los casos más serios es la fractura del fémur que se produce tras una pérdida de control del esquiador en un giro efectuado a velocidad excesiva y que acaba con un choque. La pierna debe ser inmovilizada y el esquiador ha de ser trasladado a un centro médico donde verificarán si se trata de fractura de fémur, luxación de cadera u otros. La fractura de fémur suele requerir cirugía e inmovilización posterior.

    Manos

    Hay una con nombre propio “pulgar del esquiador”, que consiste en el esguince o rotura del ligamento colateral cubital de la articulación metacarpofalángica del dedo pulgar de la mano y se produce por un movimiento de valgo forzado ocasionado por el bastón. Si se produce sólo un esguince el tratamiento consistirá en una inmovilización adecuada. Si el ligamento se rompe, es necesario el tratamiento quirúrgico para evitar una inestabilidad residual que a ese nivel sería muy incapacitante.

    Muñecas, hombros y cabeza

    Las lesiones de muñecas, hombros y cabeza/cuello se dan en mayor medida entre los practicantes del snowboard que suelen dañar especialmente sus muñecas cuando, al perder el equilibrio en una caída hacia atrás sobre nieve dura o helada, colocan la muñeca en hiperextensión. Las más normales son fracturas.

    Las de hombros se producen generalmente tras caídas sobre hielo o nieve muy dura al intentar frenar la caída con los brazos. Destacan las luxaciones y la rotura de clavícula.

    En cuanto a las lesiones en cabeza y cuello suelen ser más frecuentes en niños.

    IMG-20160111-WA0002

    PREVENCIÓN

    Para prevenir las lesiones esquiando, aparte de que, obviamente hay que evitar esquiar si las condiciones de la nieve o el tiempo no son los adecuados y procurar no salir de las pistas que te correspondan según tu experiencia, se pueden seguir las siguientes recomendaciones básicas:

  • Estar en buena forma física

    Es muy importante realizar una actividad física regular previa a la temporada de esquí para fortalecer grupos musculares que intervienen muy directamente en la práctica de este deporte, miembros inferiores, espalda y glúteos. Practicar PILATES es una buena opción.

  • Aprender la técnica

    Un buen aprendizaje de la técnica durante las clases con el monitor/a, antes de practicar este deporte evitará muchas posibles lesiones, es fundamental, por ejemplo, aprender a caer para hacerse el menor daño posible, mantener una correcta postura y evitar los giros bruscos de la rodilla, levantando el esquí para no lesionar los ligamentos cruzados y/o los meniscos.

  • Calentar

    Cómo enseñan en la técnica, el calentamiento previo es fundamental incidiendo en la musculatura de los miembros inferiores y en las rodillas y haciendo movilizaciones de columna, cuello y espalda.

  • Estirar

    Importante después de la práctica es hacer los estiramientos de la musculatura para evitar contracturas.

  • Cuidar el equipamiento

    Se recomiendan cascos y las muñequeras (sobre todo en snowboarders y más si son niños). El material debe estar en buen estado y se deben revisar botas y fijaciones.

  • Si has tenido una lesión y tiene dudas con el entrenamiento a seguir, consulta a un fisioterapeuta especializado en fisioterapia deportiva. Te ayudará a establecer un plan de tratamiento y a prepararte para la vuelta a la actividad deportiva.

    Sorteamos dos cestas de Navidad

    Felicidades - copia
    PRIMERA CESTA

    Será sorteada entre los pacientes que acudan a cualquier tratamiento, desde el 1 al 30 de Diciembre. Podrán rellenar una papeleta en cada visita.

    SEGUNDA CESTA

    Será sorteada entre nuestros alumnos y alumnas de Pilates.

    Los sorteos se celebrarán el día 30 de Diciembre.

    Mucha suerte y Felices Fiestas.

    Fisioterapia neurológica

    El ictus se produce como consecuencia de un conjunto de enfermedades que afectan a los vasos sanguíneos que suministran la sangre al cerebro.

    Este grupo de patologías, conocidas popularmente como embolias, también se denominan accidentes cerebrovasculares (ACV) y se manifiestan súbitamente. El ictus es el equivalente a un infarto de corazón, pero en el cerebro.

    El accidente cerebrovascular es la primera causa de mortalidad entre las mujeres españolas y la segunda en los varones. De hecho, los fisioterapeutas informan en su videoconsejo de noviembre de que uno de cada seis españoles sufrirá un ictus a lo largo de su vida, y de que el 40% de quienes lo padezcan, sufrirá una discapacidad que le impedirá valerse por sí mismos como consecuencia.

    Factores de riesgo y prevención

    Son factores de riesgo que no se pueden prevenir, la edad, los antecedentes familiares, el sexo y la raza.

    Son factores de riesgo corregibles:

    • el tabaquismo.
    • el consumo excesivo de alcohol
    • el consumo de drogas
    • la hipertensión arterial.
    • los niveles de colesterol elevados en sangre.
    • la diabetes
    • la obesidad
    • la vida sedentaria
    • las dietas ricas en sal y en grasas
    • las enfermedades del corazón, como la fibrilación auricular.

    Beneficios de la Fisioterapia

    Sin embargo, cuando se produce, suele dejar secuelas importantes. Según la Sociedad Española de Neurología, hasta el 45% de las personas que ha sufrido un ictus presenta hemiparesia (debilidad o parálisis de brazo y pierna del mismo lado), hasta un 15% afasia del habla (incapacidad o dificultad para comunicarse), el 20% no podrá caminar y el 55% precisará ayuda parcial o total.

    En este sentido, los fisioterapeutas resaltan que la Fisioterapia neurológica puede mejorar, y en algunos casos, devolver la movilidad normal a aquellas personas que hayan sufrido trastornos sensitivo-motores como consecuencia de un ictus, ayudándoles a que estos problemas no hagan renunciar a la vida personal.

    Tras una valoración inicial, el fisioterapeuta determina los problemas susceptibles de tratamiento para, a continuación y de manera consensuada con el paciente y/o familiares, plantear unos objetivos. El fisioterapeuta neurológico irá aplicando una serie de técnicas durante las diferentes sesiones con la intención de mejorar las capacidades físicas y las alteraciones que sufre el paciente para, de este modo, rehabilitar o mejorar la calidad y eficacia de sus movimientos y de su postura. Esto repercute en el día a día, en su calidad de vida y bienestar.

    El fisioterapeuta puede trabajar el equilibrio y la reeducación de la marcha, mejorando la estabilidad, la velocidad y el ritmo así como disminuyendo el riesgo de caídas. Además, consigue una mayor autonomía en los desplazamientos y cambios posturales, reduce la espasticidad y disminuye el dolor. También aporta una mayor funcionalidad de los miembros superiores.

    Cómo saber cuándo alguien está sufriendo un ictus

    Los fisioterapeutas indican que se puede sospechar que una persona está sufriendo un ictus si presenta:

    • Debilidad
    • Entumecimiento o parálisis de una parte del cuerpo
    • Dificultad para hablar o comprender
    • Pérdida súbita de visión o ve borroso
    • Vértigos
    • Problemas de equilibrio o descoordinación de movimientos
    • Dolor de cabeza muy intenso y repentino, sin razón aparente y diferente al habitual
    • Dificultad en la marcha.

    En caso de que la persona presente alguno de estos síntomas, se le debe pedir que levante los dos brazos de manera que si no puede elevar uno o lo hace claramente de manera más débil, puede ser una señal de peligro. Además, se le debe de decir que sonría, porque si la comisura de los labios se tuerce hacia uno de los lados hay riesgo también de que esté padeciendo un ictus. También puede haber peligro si se le pregunta qué es un determinado objeto y al responder cambia el orden de las sílabas o pronuncia mal el nombre del objeto. Si la persona presenta alguno de estos síntomas, se debe de llamar inmediatamente al 112 y aflojarle el cinturón, etc. a la persona durante la espera.

    Nueva actividad: Gimnasia Abdominal Hipopresiva

    La Gimnasia Abdominal hipopresiva es una actividad en la que se realizan ejercicios encaminados a tonificar la faja abdominal y el suelo pélvico.
    abdomen1
    Para más información consultar en nuestro BLOG: Ejercicios hipopresivos, qué son y para qué sirven y/o apúntate a la clase de prueba gratuita, consulta horarios en clínica.

    Disponemos de varios grupos, ya en funcionamiento, con diferentes horarios y estamos abriendo grupos nuevos de hipopresivos en Boadilla.

    Hipopresivos, qué son y para que sirven

    Los ejercicios abdominales hipopresivos se realizan en apnea

    Los hipopresivos son ejercicios encaminados a tratar la hipotonía de la musculatura abdominal y del suelo pélvico, derivada de múltiples factores, los más comunes son la falta de fuerza en la musculatura abdominal y el postparto.

    La falta de fuerza muscular puede ser la causante de múltiples lesiones sobre todo a nivel de espalda y en el aparato genital y urinario tanto femenino como masculino, por ejemplo: incontinencia urinaria, diástasis abdominal, lumbalgias…

    Para evitar estos problemas es importante mantener un correcto tono muscular en la zona del transverso del abdomen (o también llamado faja abdominal) y de la musculatura del suelo pélvico.

    Para aumentar el tono muscular de esa está indicada la gimnasia abdominal hipopresiva.

    Los ejercicios hipopresivos están basados en hacer diferentes movimientos y posturas en apnea contrayendo el diafragma con lo que se consigue disminuir notablemente la presión dentro del abdomen, esto provoca que la musculatura abdominal y del suelo pélvico se ejerciten protegiendo de lesiones los órganos internos y la columna.

    Los ejercicios deben ser lentos y la respiración debe ir dirigida por el fisioterapeuta para asegurar la correcta ejecución de la técnica.

    Con la práctica continuada de estos ejercicios conseguimos:

    • Mejorar los problemas de incontinencia urinaria disminuyendo la posibilidad de pérdidas y otros problemas derivados como infecciones de orina repetitivas.
    • Recuperar y tonificar la musculatura abdominal del Post­parto. Evitando que se instaure una flacidez residual en mujeres después del parto tanto en la faja abdominal como en el suelo pélvico.
    • Mejorar los problemas de espalda. Al fortaleces la musculatura abdominal se consigue mayor control de la región pélvica, dando así mayor estabilidad en esta zona que es la que aporta mejoría en el resto de la columna vertebral y espalda.
    • Mejorar el rendimiento cardio­pulmonar. Realizando estos ejercicios de manera regular, obtenemos mayor capacidad tanto diafragmática como pulmonar y torácica.
    • Mejorar el aspecto estético del abdomen. Eliminando perímetro abdominal y consiguiendo un vientre plano en poco tiempo.

    ¿Te interesa empezar a realizar estos ejercicios de gimnasia abdominal? En FisioDía impartimos clases de hipopresivos en Boadilla y también hipopresivos en Pozuelo. Llámanos y te invitaremos a venir a una clase de prueba gratuita: 📱 627412757 (Boadilla) / 📱 659105812 (Pozuelo) 

    Enfermedades provocadas por el uso indebido o abusivo de las TIC

    El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, y los de Cataluña, País Vasco y Navarra, han dedicado el videoconsejo del mes de octubre de su campaña, “12 meses, 12 consejos de salud”, a las “nuevas enfermedades tecnológicas”, que son las provocadas por el uso indebido o abusivo de las nuevas tecnologías.

    Así, los fisioterapeutas explican que el uso continuado de smartphones, tablets y dispositivos móviles puede afectar de manera negativa a nuestra salud, generando este nuevo tipo de enfermedades que van desde la fatiga visual a las derivadas de la adopción de malas posturas durante su utilización, tales como el ‘Text Neck’ o ‘cuello de texto’, patología provocada por incorrectas posturas prolongadas del cuello.

    Para evitar desarrollar este problema cuando se suela utilizar de manera frecuente una pantalla durante largo tiempo sin necesidad de manipularla (cuando se vea una película o se siga un curso on line desde una tablet o dispositivo móvil), es recomendable colocarlo sobre una superficie plana y a una altura que permita tener el cuello recto.

    Además, invitan a cuidar los pulgares, que son los miembros que más sufren a la hora de chatear con el móvil o de jugar a los videojuegos y los que mayor riesgo de lesión por exigencia desmedida presentan. Para ello, aconsejan utilizar métodos alternativos de escritura, como las nota de voz, cuando los notemos fatigados.

    Asimismo, hacen hincapié en la necesidad de realizar ejercicios de elongación de los músculos flexores y extensores no solo de los dedos sino también de la muñeca, cuando ésta se vea sometida al uso repetido y prolongado del ratón.

    Para evitar patologías de muñeca derivadas del uso del ordenador, aconsejan utilizar una almohadilla que permita apoyarla. También, recomiendan apoyar los antebrazos tanto cuando se escriba en el teclado como cuando se use ratón, e inciden en la importancia de situar ambos dispositivos en un nivel inferior a la altura del codo para que se mantengan hombros y muñecas relajadas.