Empieza el calor, Ojo con las bacterias!

Con la época de calor aumentan los casos de infecciones gastrointestinales bacterianas de transmisión alimentaria como las salmonelosis y las producidas por la bacteria Escherichia Coli.
ALMENDRO
Esto es porque las bacterias crecen mucho más rápidamente en ambientes cálidos y con humedad alta de modo que al subir la temperatura ambiente las bacterias están en sus mejores condiciones para multiplicarse y proliferar.

SALMONELOSIS

La salmonelosis es una enfermedad provocada por la bacteria Salmonella.

Salmonella es el nombre de un grupo de bacterias que se encuentran principalmente en las aves crudas, los huevos, la carne vacuna y, algunas veces, en las frutas y vegetales sin lavar. Si está presente en un alimento, usualmente no afecta el sabor, olor o apariencia.

La bacteria vive en el tracto intestinal de los animales y humanos infectados. No causan síntomas en animales pero pueden enfermar a las personas.

Cómo se contrae?

En general las personas contraen la salmonelosis a través del consumo de alimentos contaminados de origen animal principalmente huevos, carne, aves y leche, aunque también otros alimentos se han vinculado a la transmisión, incluidas hortalizas contaminadas.

Síntomas

Generalmente se caracteriza por fiebre alta, dolor abdominal, diarrea, náuseas y, a veces, vómitos.
Los síntomas de la enfermedad comienzan a manifestarse entre 6 y 72 horas después de la ingesta de Salmonella, y la enfermedad dura entre 2 y 7 días.

Tratamiento

En la mayoría de los casos, los síntomas de salmonelosis son relativamente leves y los pacientes se recuperan sin tratamiento específico.
En los casos graves el tratamiento es sintomático y consiste en la reposición de los electrolitos perdidos a raíz de los vómitos y la diarrea (mediante el suministro, por ejemplo, de iones de sodio, potasio y cloruro) y la rehidratación.

Los grupos de riesgo, especialmente los lactantes, los ancianos y los pacientes inmunodeprimidos, podrían necesitar tratamiento antimicrobiano.

INFECCIONES POR E. COLI

Escherichia coli es una bacteria habitual en el intestino del ser humano y de otros animales de sangre caliente.
Si bien la mayoría de las cepas son inofensivas y viven naturalmente en los intestinos de los seres humanos, hay otras, que son infecciosas y pueden causar una grave enfermedad de transmisión alimentaria.

Cómo se contrae?

La E. coli se transmite generalmente por consumo de agua o alimentos contaminados, como productos cárnicos poco cocidos y leche cruda.
La bacteria también puede contagiarse de una persona a otra si no se lavan las manos o las superficies, al nadar en agua contaminada y al tocar animales en granjas o zoológicos interactivos.
videoconsejopiscinabis
Síntomas

Los síntomas de la enfermedad incluyen cólicos y diarrea, que puede ser sanguinolenta. También pueden aparecer fiebre y vómitos.

Tratamiento

La mayoría de los afectados se recuperan espontáneamente en un plazo aproximado de una semana a diez días.

El tratamiento tiene por objeto controlar los síntomas de la infección, como la deshidratación y las alteraciones electrolíticas producidas por la diarrea, y los problemas renales si se presentan.

PREVENCIÓN

Se impone pues extremar las precauciones aumentando la higiene alimentaria.
Las medidas de prevención en estos dos casos, son similares a las adoptadas contra otras enfermedades bacterianas de transmisión alimentaria y giran en torno a estas cuatro acciones:

1. Refrigerar
2. Lavar
3. Cocinar
4. Manipular

1. Refrigerar

  • Meter en el frigorífico los alimentos que se puedan descomponer como carnes, pescados y productos de repostería lo antes posible tras su compra ya que las bacterias pueden multiplicarse a una velocidad muy elevada en cualquier alimento fresco a temperatura ambiente.
  • Utilizar recipientes herméticos para guardar y mantener la comida refrigerada.
  • Conservar refrigerados los alimentos cocinados y sobras de comida hasta su consumo.
  • Conservar siempre en frigorífico cualquier pastel, natillas, salsas, etc, y consumir como mucho a las 24 horas posteriores a su elaboración.
  • Descongelar las carnes y pescados en recipientes cerrados dentro en los frigoríficos.
  • La comida hecha servirla aún caliente y, si no se van a comer en un tiempo, meterla en el frigorífico, si los platos elaborados no se refrigeran rápidamente el microorganismo se multiplicará, y con ello el riesgo de toxiinfección.
  • ensaladadepollomanzanayapio

    2. Cocinar

  • Cocinar de forma suficiente los mariscos comprados vivos.
  • Cocinar los alimentos tal como se indique en los envases o hasta que nos podamos asegurar de que esté bien hecho.
  • Cocer bien los alimentos, por ejemplo, las tortillas poco cuajadas no son recomendables.
  • IF

    IF

  • No consumir carnes insuficientemente cocinadas, especialmente las de aves.
  • Evitar la leche cruda y los productos elaborados con leche cruda.
  • 3. Lavar

  • Lavar cuidadosamente las frutas y hortalizas, especialmente si se van a consumir crudas. De ser posible, las hortalizas y las frutas se deberían pelar.
  • FRUTAS Y VERDURAS
  • Lavarse las manos a menudo con agua tibia y jabón, especialmente:
    -> Después de haber tenido contacto con mascotas o animales de granja.
    -> Después haber ido al baño ó cambiar pañales.
    -> Cuando se preparen alimentos. Al cocinar, para no contaminar unos alimentos con otros, se deben lavar las manos así como los utensilios utilizados: tabla de cortar, cuchillos, etc. al cambiar de alimentos.Comprobando que las superficies, recipientes y utensilios en contacto con los alimentos estén limpios antes y después de cada uso.
  • 4. Manipular

  • No hay que poner en contacto alimentos crudos con comida preparada.
  • Tapar los alimentos para que no pululen sobre ellos moscas o cualquier otro insecto.
  • Un caso aparte: LOS HUEVOS.

  • Rechazar los que no estén etiquetados y los que no lleven fecha de consumo preferente.
  • Tirar los que estén sucios o rotos.
  • No es conveniente lavar los huevos, puesto que la humedad favorece la entrada de la Salmonella a su interior.
  • Evitar comer huevos crudos o alimentos poco cocidos que contengan huevos crudos.
  • No romper los huevos en los bordes de los recipientes donde vayan a ser batidos y emplear dicho recipiente únicamente para esa operación.
  • No separar las claras de las yemas aprovechando la propia cáscara del huevo.
  • Uno de los alimentos habitualmente relacionado con brotes de Salmonella es la salsa mahonesa (y otras similares) elaborada con huevo fresco. Ello se debe a que, al no estar sometida a un tratamiento térmico, si la bacteria está presente en el huevo, no se destruye en el proceso de elaboración y puede reproducirse si encuentra las condiciones idóneas.
  • Cualquier mayonesa o salsa similar, si es casera, debe ser consumida inmediatamente tras su elaboración, sin guardar las cantidades sobrantes. Si es industrial, debe ser mantenida en el frigorífico una vez iniciado su consumo.
  • Y fuera de casasenderismo

    Aprovechando el buen tiempo, solemos aumentar las actividades fuera de casa tales como excursiones o viajes.

    En estos casos hay que tener en cuenta que no disponemos de las facilidades y medios que tenemos en casa como refrigerador, horno o agua corriente, y muchas veces los sustitutos que utilizamos no nos dan las prestaciones necesarias, entonces es más fácil que se pierda la cadena de frío de un alimento, no se cocine todo lo necesario o que se contamine con otros que pudieran estarlo. Algunas precauciones al respecto son:

  • Llevar utensilios limpios o desechables, tanto cubiertos, platos, paños y alguna toallita desinfectante, si es posible.
  • Envolver correctamente los diferentes alimentos para que no haya contaminaciones cruzadas.
  • Evitar beber agua de potabilidad dudosa.
  • Si se va a consumir comida lista para llevar hacerlo en las dos primeras horas o mantenerla en refrigeración.
  • En las excursiones no dejar nunca alimentos preparados al sol o dentro del coche. Conservarlos en una nevera portátil.
  • Las neveras portátiles mantenerlas en el sitio más alejado del sol, y sino se dispone de ellas intentar llevar comida enlatada, deshidratada, no perecedera.
  • En bares, cafeterías, restaurantes, etc, hay que rechazar los alimentos elaborados que, precisando de refrigeración, estén expuestos a temperatura ambiente.
  • Evitar consumir hielo a menos que esté hecho con agua potable.
  • Ante la duda de si un alimento está bueno o malo: TIRARLO. Si dudas que el alimento esté en condiciones para consumir, mejor en la basura que probarlo o comerlo.

    Deja un comentario

    • (no se mostrará)

    XHTML: Puedes emplear las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>